ORGANIZACIÓN REGIONAL AIDESEP UCAYALI - ORAU

orau_portada1 orau_portada2 orau_portada3

ORAU ADVIERTE QUE PROYECTO DE LEY DE CONGRESISTA GLIDER USHÑAHUA AFECTARÍA PUEBLOS INDÍGENAS DE UCAYALI

                                                 

El proyecto de Ley 1123/2016-CR, presentando por el grupo parlamentario Fuerza Popular, a iniciativa del congresista Glider Ushñahua, por el que se propone declarar de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en el departamento de Ucayali, afectaría seriamente a los pueblos indígenas de la región.
DIVERSIDAD BIOLÓGICA EN RIESGO
En cuanto a la riqueza de flora, se han registrado más de 2500 especies faltando muchas más por identificar e investigar. Destacan la presencia de árboles de caoba y cedro y diferentes árboles maderables y medicinales que son recursos genéticos muy importantes que debemos conservar no sólo para las poblaciones futuras, sino para el uso sostenible de las poblaciones de diferentes etnias y, sobre todo, en protección de los recursos de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario que habitan en estas áreas.  
En cuanto a la riqueza de fauna; existen muchas especies que sólo existen en nuestra Amazonía, como el “perro de monte” (Speothus venaticus), y otras especies emblemáticas como el jaguar (Panthera onca), el tigrillo (Leopardus pardalis), el puma  (Puma concolor) y otras  que están en situación de amenazados como el lobo de río (Pteronura braziliensis), la tortuga charapa (Podocnemis expansa), el águila harpía (Harpia harpija) y el guacamayo cabeza celeste (Primolius cuoloni).
Destaca también la gran diversidad de aves, alrededor de 520 especies, con gran potencial para el aviturismo y el turismo científico.  
Uno de los recursos más importantes es el recurso agua. La red hídrica de cabeceras de cuenca de los ríos Las Piedras, Tahuamanu, Acre, Yaco, Chandles , Purús, Envira y Yuruá , que proveen de agua limpia a las poblaciones de los departamentos de Ucayali y Madre de Dios, son lugares importantes para el ciclo reproductivo de los grandes peces amazónicos que son fuente de alimento para las poblaciones nativas y mestizas de estos dos departamentos y las ciudades intermedias de Brasil.
En cuanto a las comunidades Nativas, solamente en Purús, existen 48 comunidades pertenecientes a 8 pueblos indígenas como el Cashinahua, Sharanahua, Culina, Ashaninka, Amahuaca, Piro, entre otros.
CONCLUSIONES
Estos grupos aún conservan sus diferentes costumbres como sus ritos, artesanía, danza, cosmovisión. Ellos tienen derecho a la conservación de su cultura, sus modos tradicionales de vida y a su continuidad futura como pueblos. Han sido por muchos años los primeros pobladores de la Amazonía y guardianes del bosque.
Los impactos sociales y ambientales de este proyecto, conllevarían a la destrucción de este paraíso tropical que se debe conservar en situación de intangibilidad, respetando los derechos de los pueblos originarios y la Ley 26834 de Áreas Naturales Protegidas. Como peruanos, tenemos el deber de preservar este patrimonio natural y cultural, analizando las propuestas de desarrollo que más se adecúen a las características del área y a las necesidades de los pueblos indígenas y que no afecten los ecosistemas existentes. Existen diferentes alternativas para poner en valor la biodiversidad y la cultura de los pueblos originarios como los planes de manejo de recursos naturales y el impulso del ecoturismo y turismo científico que pueden generar beneficios para las comunidades existentes. Ello debe formar parte de un plan de Desarrollo Integral promovido por el estado, analizando los costos beneficios, puesto que bajo pretexto de la conectividad se llevaría a un saqueo de los valiosos recursos naturales que poseemos todavía en esta parte de la Amazonía y que son la reserva para las futuras generaciones. Esto beneficiaría solo a grupos de interés. Tengamos en cuenta que las Áreas Protegidas de la Amazonía, en especial los bosques tropicales, se constituirán para el futuro en importantes reservas de agua y servicios eco sistémicos del bosque y nuestro principal recurso estratégico para negociaciones internacionales.
Si bien es cierto que las comunidades requieren de mayor apoyo por parte del Estado como el mejoramiento de condiciones sanitarias, infraestructura, mejorar los servicios básicos de salud y educación, es importante integrar económica y culturalmente las zonas de frontera con el resto del país, para ello es necesario una adecuada infraestructura de transporte, que también en cuenta la integración del país con los países vecinos para facilitar el comercio nacional e internacional.
Por ello, nuestras autoridades regionales y nacionales, deben promover un Plan de desarrollo integral con la participación de los diferentes actores involucrados y que debe ser promovido por el Estado en alianza con la sociedad civil y diferentes Instituciones Públicas y Privadas, tomando en cuenta las opiniones de los diferentes sectores que tienen competencia técnica y la de las comunidades indígenas involucradas.