ORGANIZACIÓN REGIONAL AIDESEP UCAYALI - ORAU

orau_portada1 orau_portada2 orau_portada3

ORGANIZACIÓN REGIONAL AIDESEP DE UCAYALI – ORAU RECHAZA PROYECTO VIAL PURÚS – IÑAPARI

La Organización Regional AIDESEP de Ucayali – ORAU, representante de los Pueblos Indígenas Amazónicos organizados y sus federaciones locales FECONAPU Y ACONADIYSH, apoyan y respaldan la Carta Nº 142-2017-AIDESEP dirigida  a la presidenta del Congreso de la República Luz Salgado, en la que expresa su rechazo al proyecto de ley 075-2016-CR; por favorecer las actividades extractivas ilegales en las áreas naturales protegidas y reservas indígenas ubicadas en la provincia de Purús.
Del mismo modo; reitera la DECLARACIÓN DE PUERTO ESPERANZA, realizada el 16 de setiembre de 2016, en la que también rechazan los intentos del Congresista Carlos Tubino de imponer un proyecto de infraestructura vial, con la carretera Purús – Iñapari, que afectaría principalmente a los territorios de los pueblos originarios y autónomos en situación de aislamiento voluntario.
Por su parte; el Pdte. de la ORAU; Lizardo Cáuper, explicó que este proyecto traerá consecuencias negativas, tanto para los pueblos indígenas peruanos como brasileños; así como  para el Corredor Territorial para pueblos indígenas en aislamiento, mediante la imposición de una forma de desarrollo contraria a los legítimos intereses , cosmovisión cultural y aspiraciones de los pueblos originarios de esta parte de la Amazonía Peruana.
Las comunidades demandan mayor presencia del Estado, a través de políticas públicas y la ejecución inmediata de los planes de desarrollo, como el plan de acción Purús, el plan de vida de la FECONAPU y la aplicación de la Ley de Desarrollo Fronterizo, que constituyen instrumentos claves que primero se deberán implementar.  Ante ello; las Organizaciones Indígenas en respaldo y solidaridad con los hermanos purusinos, suscribieron la declaración de Puerto Esperanza, donde se reafirma los siguientes puntos:
1.    El trazado de esta carretera afectará primero el territorio de la Comunidad Nativa Bélgica en Madre de Dios, afectando la intangibilidad del Parque Nacional Alto Purús, la Reserva Territorial Mashco Piro y la Reserva Comunal Purús, en abierta violación de Ley de Áreas Naturales Protegidas, Ley 26834 y la Ley para la protección de pueblos indígenas u originarios en situación de aislamiento y en situación de contacto inicial, Ley 28736, entre otras.
2.    La provincia de Purús es un territorio indígena ancestral. Mediante Decreto Supremo se establecieron el Parque Nacional Alto Purús y la Reserva Comunal Purús, mediante un amplio e inédito proceso participativo entre el Estado, las comunidades nativas, Municipio, Gobiernos Regionales, así como instituciones públicas y privadas de la Provincia de Purús.
3.    La construcción de una carretera bajo el supuesto de “resolver el aislamiento” de la provincia de Purús, sin considerar seriamente el negativo impacto socio ambiental de un proyecto de este tipo, puede tener consecuencias negativas como la destrucción de millones de hectáreas de bosques, la posible muerte de nuestros hermanos en aislamiento voluntario, la invasión de tierras indígenas, además de la depredación forestal mediante la tala ilegal de madera, solo en favor madereros inescrupulosos y afectando a nuestros pueblos originarios y comunidades nativas.
4.    Respecto a la Comunidad Nativa de Bélgica, ponemos de manifiesto su total rechazo a este proyecto, no solo por porque viola sus derechos adquiridos y reconocidos mediante su título de propiedad, sino que el trazo propuesto atravesaría y destruiría su territorio reconocido.  
5.    El proyecto de ley 075-2016 viola nuestros derechos fundamentales de pueblos indígenas, como el derecho al territorio, a la consulta previa, entre otros, reconocidos por el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
6.    Antes que el negocio de una carretera necesitamos que el Estado cumpla sus compromisos con nuestra Provincia de Purús, a fin de brindar seguridad a nuestros territorios, los de los hermanos en aislamiento y contacto inicial y poder construir una oportunidad de desarrollo armónico entre nuestros pueblos indígenas y atender las necesidades de nuestras comunidades, aprovechando las oportunidades que brinda su diversidad social y ecológica para el ecoturismo, la restauración y remediación de tierras, los servicios ecosistémicos y el buen vivir en nuestras comunidades.
Esto significa la apuesta por la implementación de cadenas productivas con proyectos respetuosos de nuestro ambiente, como piscigranjas, manejo de quelonios, proyectos agroforestales, aprovechamiento de aceite de copaiba otorgándole valor añadido, productos con denominación de origen, productos con certificación ambiental y social, entre otros, tal como lo plantea, por ejemplo, el Plan Maestro de la Reserva Comunal Purús.
Pucallpa; 11 de mayo de 2017