ORGANIZACIÓN REGIONAL AIDESEP UCAYALI - ORAU

orau_portada1 orau_portada2 orau_portada3

FEDERACIÓN NATIVA DE COMUNIDADES CACATAIBO – FENACOCA REALIZA XII CONGRESO ORDINARIO EN AGUAYTÍA

El Presidente de la Organización Regional AIDESEP de Ucayali – ORAU, Reyder Charles Sebastián Quinticuari, está participando en el XII Congreso Ordinario realizado por la Federación Nativa de Comunidades Cacataibo (FENACOCA), en el auditorio de la Municipalidad Provincial de Padre Abad del 22 a 23 de Febrero de 2018.

Es importante precisar que, FENACOCA, base de ORAU, agrupa a 12 pueblos indígenas Cacataibos, asentados en los ríos Aguaytía, Zúngaro y San Alejandro, ubicados en la Región Ucayali.

En este congreso se elegirá un nuevo Consejo Directivo, cuyos integrantes seguirán trabajando para fortalecer y consolidar la institucionalidad de FENACOCA.

 

INDIGNACIÓN POR LEY QUE PROMUEVE CARRETERAS ASESINAS

Considerando que la finalidad de la Organización Regional AIDESEP de Ucayali - ORAU, es promover el desarrollo económico, social, político y cultural de los pueblos indígenas; su presidente, Reyder Sebastián Quinticuari, en el respeto a la tarea de impulsar la defensa de los derechos colectivos al territorio y a la biodiversidad, expresó su más rotundo rechazo a la  recientemente promulgada Ley 30723, que declara de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en las zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en la región Ucayali, propuesta por el congresista Glider Ushñahua.

Algo que ha afectado enormemente a las  comunidades  nativas, es la manera en que se ha impulsado esta iniciativa legislativa, vulnerando el Derecho a la Consulta previa, libre e informado de los Pueblos Indígenas asentados en esta parte de la Amazonía Peruana, debido a la gran amenaza que constituye  contra los territorios comunales, la biodiversidad y en particular a los pueblos indígenas aislados que habitan las Reservas Indígenas MURUNAHUA; MASHCO-PIRO e ISCONAHUA, quienes sufrirán por la invasión y el ingreso de foráneos dedicados a la extracción de los recursos naturales, tala ilegal, minería ilegal, narcotráfico, entre otros males sociales, que contaminarán las condiciones de vida de los pueblos indígenas.

Es importante precisar que; la Ley 30723 también fue rechazada por la Presidencia de la Comisión de Pueblos Indígenas, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso de la República.

La respuesta del Apu Reyder Sebastián se dio el pasado sábado 3 de febrero, luego de su participación en las actividades en las instalaciones  del Campo  Ferial de Yarinacocha, con el Ministro de Agricultura José Arista Arbildo, quien llegó a Pucallpa para la entrega de   títulos  de propiedad a las  Comunidades  Nativas de la región Ucayali.

NUEVO CONSEJO DIRECTIVO DE ORAU ASUME FUNCIONES OFICIALMENTE

Con la finalidad de representar y promover el desarrollo económico, social, político y cultural de los pueblos indígenas; se ha iniciado la gestión 2018 – 2021 del nuevo Consejo Directivo de la Organización Regional AIDESEP de Ucayali - ORAU, presidida por el dirigente asháninca Reyder Sebastián Quinticuari, quien, junto a su equipo, tendrá la tarea de impulsar la defensa de los derechos colectivos al territorio, a la biodiversidad, a la educación intercultural bilingüe, así como a la salud intercultural; y todos  aquellos otros derechos reconocidos en el ámbito internacional y nacional, orientados a mejorar las condiciones de vida de los pueblos indígenas.

Esta organización representa a 15 pueblos indígenas de la región Ucayali y, en la actualidad, cuentan con varios programas y proyectos, como por ejemplo: territorio, bosques y biodiversidad; pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial; hidrocarburos y vigilancia indígena; veeduría forestal comunitaria; salud intercultural; defensa legal; formación de líderes a través de la Escuela Senen Soi; educación intercultural; mujer indígena y otros programas que han dado sostenibilidad a la visión de esta institución, sin embargo, se caracterizan algunos porque deben ser fortalecidos mediante un trabajo con todos los sectores, organizaciones e instituciones públicas y privadas.

El principal reto de la ORAU es buscar la mitigación de la pobreza visible en las comunidades, a fin de atender las necesidades de la población, pero pensando en las generaciones futuras y buscando soluciones a los problemas de territorio, salud, educación y alimentación, mediante una buena gestión de los recursos naturales, promoviendo el desarrollo sostenible y garantizando la preservación de las culturas amazónicas.

Para ello; la nueva junta directiva está planteando una serie de estrategias, y herramientas de gestión, como los planes de vida y planes de manejo, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las más de 300 comunidades indígenas bases, más 2 millones de hectáreas de bosques que ocupan estas comunidades, más de 24 mil familias que habitan en ellas, y una población de  más de 120 mil personas que conforman estas familias.

 CONSEJO DIRECTIVO (2018 -2021)

1)        Presidente: Reyder Charles Sebastián Quinticuari.

2)        Vicepresidente: Hugo Guerra.

3)        Tesorero, Roger Bardales.

4)        Secretario de actas y archivos: Orlando Pérez Guerra.

5)        Vocal: Cleidy Valera.

 DATO:

La Organización Regional AIDESEP Ucayali - ORAU, instancia representativa de los pueblos Indígenas de la Región Ucayali, y parte de Huánuco y Loreto, cuenta actualmente con 13 federaciones afiliadas. Fue constituida el 30 de Junio de 1999 y busca cumplir los fines, políticas, planes y proyectos de la organización nacional Asociación  lnterétnica de Desarrollo de la Selva Peruana - AIDESEP.

INDIGNACIÓN POR LEY QUE PROMUEVE CARRETERAS ASESINAS E INCONSULTA EN UCAYALI

 

La Organización Regional AIDESEP Ucayali – ORAU, representativa de 15 Pueblos Indígenas y 13 Federaciones bases, expresa su más profunda preocupación e indignación por la reciente aprobación y publicación de la Ley No. 30723; que declara de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en el departamento de Ucayali; SUPUESTAMENTE, bajo el irrestricto respeto a las áreas naturales protegidas y los pueblos indígenas que lo habitan.

Si bien es cierto, la presente norma es declarativa, sin embargo, es una puerta que va a permitir la ejecución de proyectos viales por las autoridades locales y regionales, y que el enunciado “irrestricto respeto” es pura letra, porque sabemos que en la práctica no se cumple.

 Del mismo modo; deploran la actitud anti amazónica y anti indígena del Congresista GLIDER AGUSTIN USHÑAHUA HUASSANGA, quien pese a ser ucayalino, ha traicionado a los pueblos indígenas por haber promovido a las espaldas y de manera inconsulta, el proyecto de Ley 1123/2016-CR.

 Los pueblos indígenas rechazan la forma cómo se ha impulsado esta iniciativa legislativa, vulnerando el Derecho a la Consulta previa, libre e informado de los Pueblos asentados en esta parte de la Amazonia Peruana, debido a la gran amenaza que constituye contra los territorios comunales, la biodiversidad y en particular a los pueblos indígenas aislados que habitan la Reserva Indígena MURUNAHUA; MASHCO-PIRO  e ISCONAHUA, por la invasión y el ingreso de personas dedicadas a la extracción de los recursos naturales y a las actividades ilícitas como la tala, minería, narcotráfico, entre otras.

 Consideramos una medida legislativa que impone una forma de desarrollo contrario a los legítimos intereses y aspiraciones de los pueblos originarios de la Región Ucayali, la cual no es la forma apropiada para impulsar su vida plena y buen vivir, dentro de su cosmovisión cultural, y que antes de una carretera, primero se deberán implementar políticas claras de desarrollo que concuerdan con la visión de la población indígena.

 Ante ello; las Organizaciones Indígenas Locales, Regionales, Nacionales e Internacionales, demandan al Congreso de la Republica la inmediata derogación de la mencionada ley, por ser absurda a la realidad nacional, y pedimos el estricto respecto de los derechos colectivos consagrados en nuestra Constitución Política del Estado y el Convenio 169 de la OIT; ante ello, se acudirá a las instancias internacionales, mediante las acciones legales que correspondan.